logo


Escrito por: Adriana Dominguez                             Traducido por: Ricardo Lara

Con mucho entusiasmo los alumnos ondeaban las banderas de diferentes países del mundo mientras celebraban su candidatura al Colegio del Mundo del Bachillerato Internacional (IB) en las Primarias Austin y Sam Houston.

El Programa de la Escuela Primaria del IB ofrece un acercamiento multilingüe y un plan de estudios riguroso que se enfoca en desarrollar personas con el interés de aprender toda su vida y que demuestran respeto sí mismos y por los demás.

Una de las invitadas, Marifer Quevedo, antigua estudiante IB, y Noa Williot un alumno del Programa de Intercambio de Jóvenes Rotary que asiste a la Preparatoria Harlingen High, estuvieron presentes para hablarles a los alumnos sobre los beneficios de una educación que promueve una mentalidad internacional.

Quevedo, quien es originaria de México, tuvo la oportunidad de ser parte de un programa IB durante la preparatoria.

“Crecí hablando español al 100 por ciento en casa. Es algo de lo que siempre he estado muy orgullosa, y con IB, tuve la oportunidad de estar en un ambiente que incluye eso,” dijo. El programa me ayudó a pensar de manera global, ya que está enfocado en asegurarse que, como estudiante, yo aprenda a trabajar con mis compañeros sin importar cual sea su lenguaje o sus antecedentes culturales. Todos compartimos este planeta, por lo que es importante que ayudemos a los estudiantes a ser tolerantes.

Los alumnos han estado aprendiendo sobre diferentes países en sus salones de clases y algunos de quinto grado en escuela Austin han estado usando su tiempo de comida para aprender algunas palabras en mandarín. Cuando supieron que Williot, quien es originaria de Bélgica, habla francés, ellos inmediatamente quisieron aprender algunas palabras.

“Bonjour, je m’appel. En español eso significa, hola, mi nombre es. ¿No estás orgulloso? Ahora ya puedes hablar un poco de francés,” dijo Williot. “El año pasado tuve una hermana americana. Cuando vino a Bélgica, no hablaba muy bien en francés. Pero después de cinco meses mejoró su francés, y para navidad, ella podía hablarlo bien. Estaba muy orgullosa de ella, y me inspiraba todos los días.

A la edad de seis años, Williot sabía que quería ser una estudiante de intercambio después de conocer la experiencia de su padre como estudiante de intercambio en México. Ella dijo que se siente afortunada de poder visitar los Estados Unidos y trabaja para mejorar su inglés todos los días.

Para conmemorar el viaje que su escuela está llevando a cabo para convertirse en una escuela del IB, dos estudiantes de Lenguaje Dual de Sam Houston recitaron un poema en inglés y español sobre la importancia de ser bilingües.

“Algún día, porque puedo hablar dos idiomas, podré hacer el doble de cosas, ayudar al doble de personas y hacer todo lo que hago, doblemente bien.”

Williot se despidió de los alumnos dejándoles un consejo para el futuro.

“Ahora, quiero recordarles que ustedes son los líderes del mañana. Hagan lo mejor que puedan, sean curiosos e interésense por nuestro mundo.”

Aquí pueden ver las fotos de las celebraciones de las primarias Austin y Houston.

Actualmente ambas escuelas se encuentran en la fase de candidatura del proceso de autorización. A una escuela candidata exitosa le puede tomar entre dos y tres años llegar a ser un Colegio del Mundo del IB. Para garantizar un lanzamiento responsable y cubrir mejor las necesidades de la comunidad académica de Austin y Sam Houston, la preparación de los maestros en ambas escuelas será un proceso de un año.

Para obtener información más detallada sobre el Programa Bachillerato Internacional, visite www.ibo.org/es/

Leave a Reply

*

captcha *