logo


Escrito por: Adriana Dominguez                       Traducido por: Ricardo Lara

Un paso esencial en el camino hacia la fluidez de lectura es por medio de refuerzos. Se les llama Bibliotecas de Lectura Nivelada, y los maestros de Harlingen CISD estarán usándolas para evaluar las necesidades individuales de cada alumno para asegurarse que están leyendo a su nivel para cuando lleguen a tercer grado.

Es un esfuerzo de todo el equipo, todos desde maestros y directores hasta bibliotecarios recibieron capacitación por parte de representantes de Scholastic Education durante este verano sobre lectura guiada o instrucción en grupo pequeño, esto ofrece apoyo a los alumnos a diferentes niveles para que puedan mejorar su eficiencia en lectura.

“La meta es tener una enseñanza muy diferenciada,” dijo Carmen Alvarez, especialista en educación temprana. “Ningún salón de clases ya no debería verse igual ya que estamos cubriendo las necesidades de un grupo en particular de estudiantes.”

Alvarez dijo que el enfoque para implementar el programa este año será desde kínder hasta segundo grado y el próximo año será de tercero a quinto grado.

HCISD ha estado mejorando los diferentes aspectos de la enseñanza de lectura y mejorando el plan de estudios cada año en apoyo a su iniciativa de educación temprana mencionada en el plan estratégico del distrito del 2014.

“Esta es solo la pieza final de lo que era el plan de alfabetización cuando llegué al distrito,” dijo Alvarez. “Empezamos con Pre-kínder y kínder. En Pre-kínder tuvimos el componente de desarrollo de lenguaje oral y algunos de percepción fonológica y kínder recibió el componente de percepción fonológica de Neuhaus. Luego vino decodificación y lectura automática la cual es el componente de fónicos y vocabulario, por lo tanto, esta última pieza es fluidez y comprensión.”

En las Bibliotecas de Lectura Nivelada, los libros están codificados de la A a la Z y van progresando desde lectura fácil hasta textos más complicados. Alvarez dijo que lo que queremos resaltar es que no es una literatura escrita planeada para este propósito en específico, pero son libros que los alumnos fácilmente podrían solicitar a la biblioteca si así lo desean.

“Con este programa, esperamos crear confianza en el alumno,” dijo Rebeca Rodriguez, asistente del director de la Primaria Austin. “Vamos a utilizar la lectura guiada para conducir a los alumnos hacia la comprensión de la lectura independiente.”

Alvarez dijo que estas bibliotecas permitirán a los directores y maestros analizar su información y evaluar cuales son los conceptos con los que alumnos están experimentando mayor dificultad. El bibliotecario posteriormente recomendará libros de la biblioteca para reforzar estos conceptos a su nivel de lectura apropiado.

Leave a Reply

*

captcha *